filtro de partículas Diesel

ES uno de los mayores dolores de cabeza para todos los usuarios que utilizan vehículos equipados con un filtro de partículas. Normalmente no requieren de mucho mantenimiento ya que el proceso de regeneración de los filtros es diferente al del diesel o gasolina.

El proceso de regeneración (o limpieza) del filtro de partículas diésel suele tener un coste mínimo con respecto a su precio, donde el precio aproximado de este proceso podría situarse entre 50 y 150 euros -siempre y cuando no haya que cambiar el filtro completo-. Un filtro de partículas de recambio no original, completo, puede costar de unos 500 euros a 1000 aproximadamente

 

¿Y que hacemos cuando falla el filtro de partículas?

Uno de los grandes quebraderos de cabeza de los clientes es la limpieza del filtro. Como ya sabéis, en los dos combustibles (gasolina o diesel), las partículas pueden acabar obstruyendo el sistema y generando un aumento en la contrapresión del escape que resiste la fuga de gases de combustión.

Pero, la regeneración es diferente según sea el combustible; en el caso de los diésel, requieren conducir durante un tiempo a una velocidad constante y a un régimen de baja carga del motor y, frente a éstos, la limpieza del filtro de gasolina se lleva a cabo con la retención del motor. Este proceso recibe el nombre de “Regeneración pasiva”, en el que las partículas sólidas se queman gracias a la elevada temperatura de los gases de escape –de entre 400 y 700 grados- y al oxígeno que entra al motor pero que no se utiliza para la mezcla ni se inyecta combustible.

Regeneración Forzada

Hay un segundo proceso de eliminación de las partículas y es la “Regeneración Forzada”, y ocurre cuando mantenemos una velocidad constante durante un largo período de tiempo, por ejemplo, interminables rectas en un viaje circulando en llano y sin descender pendientes. En este caso, la temperatura de los gases de escape se verá incrementada por las chispas retardadas de las bujías y por una combustión con una mezcla pobre con un exceso significativo de aire, que puede ser hasta siete veces más en la relación de mezcla estequiométrica. Mientras que los filtros de partículas de gasolina duran toda la vida útil del vehículo, los de diésel DPF pueden ser con y sin mantenimiento, lo que puede conllevar un uso –o no- de aditivos, y cada uno de ellos tiene sus ventajas e inconvenientes.

Vida útil

Los filtros sin mantenimiento equipados hoy en día en los modelos diésel tienen una vida útil de entre 180.000 y 240.000 kilómetros. Pero depende lógicamente de que la regeneración se haga correctamente suponiendo importantes problemas si este proceso de limpieza se interrumpe; por ejemplo, con cambios bruscos en las condiciones de conducción. De hecho, uno de los grandes problemas que tenían era la aspiración del aceite por el filtro que, obligaba a una sustitución inmediata, por lo que los nuevos modelos cuentan con el nivel “X” además del mínimo y máximo tradicional.

Desde Interauto Andalucía te recomendamos nuestro sistema de limpieza de filtros de partículas con maquinaria de última generación y con un precio realmente competitivo que seguro generará en tu bolsillo un gran ahorro económico.

Solicita tu cita ahora y pásate por nuestro taller